Odontopediatría

odontopediatría ipsum

 

 

Un nuevo concepto de clínica dental dedicada al tratamiento de los niños

Los niños acuden al dentista con miedo a lo desconocido y es en ese momento cuando se debe mostrar la habilidad y destreza de tratarlos.
En el Centro Odontológico Ipsum, el responsable del área de Odontopediatría tiene el objetivo de conseguir que tu hijo crezca con una boca sana y unos dientes fuertes. Es por ello que nuestro método de trabajo se basa en la prevención y el cuidado de la higiene bucodental.

 

 

¿Qué diferencia al Centro Odontológico Ipsum de otros centros?

Nuestra meta es dirigir al niño para que su comportamiento en el dentista sea adecuado y acuda a sus citas con alegría y motivación. Por eso damos especial importancia al manejo de la conducta. Un acercamiento y una buena comunicación con él son necesarias para conseguir una respuesta positiva de los peques en cada una de las fases de su “aventura dental”.
En nuestro centro disponemos de un ambiente relajado y cómodo adaptado a las necesidades infantiles, con una zona lúdica para que los niños jueguen y disfruten de la espera con proyección de vídeos, juegos, cuentos…

 

 

¿Desde cuándo hay que comenzar con los cuidados bucodentales en los niños?

Lo ideal es comenzar con los hábitos de higiene diarios tras la erupción del primer diente de leche. Incluso antes de la aparición de los primeros dientes, los papás pueden limpiar con una gasita húmeda las encías y lengua del bebé.
Es importante, que el niño acuda al odontopediatra en esta etapa (alrededor del primer cumpleaños), pues será el especialista quien evalúe el riesgo de caries y establecerá unas pautas de higiene individualizadas para conseguir que los más peques crezcan sin caries.

 

 

¿Qué hábitos nocivos afectan a la boca de los niños?

Durante el crecimiento, el paciente infantil no solo es susceptible de presentar problemas de caries, si no también malposiciones dentarias y hábitos orales que pueden ser nocivos (succión no nutritiva de chupetes/dedos, morderse las uñas, respiración oral…)

En estos casos, es imprescindible el tratamiento precoz por parte del odontólogo infantil en colaboración con el equipo de ortodoncia para conseguir la eliminación del hábito y minimizar al máximo sus consecuencias.

atención temprana ipsum